Schmidheiny gana juicio de Casación

Culpable Schmidheiny

De La Stampa (Mossano y Longo) y La Repubblica (Giustetti)

La sentencia contra Stephan Ernest Schmidheiny fue anulada por el Tribunal de Casación en virtud de la ley de prescripción; el Tribunal estuvo de acuerdo con la petición del fiscal a cargo de esta Casación, por lo que el veredicto del Tribunal de Primera Instancia y del Tribunal de Apelaciones se declaró nulo y sin valor, y no porque el delito no se haya cometido, sino porque aunque todavía se sienten sus efectos, la planta se cerró en 1986 y el crimen por el que Stephan Schmidheiny fue acusado había cesado en esa fecha (y por lo tanto cae bajo la ley de prescripción), a pesar de que los efectos (el número de mesoteliomas) se espera que llegue a su pico en el año de 2025.

Toda compensación también ha sido cancelada debido a que el estatuto de limitaciones ya estaba presente en el tribunal de primera instancia, de acuerdo con el juez Arturo Cortese del Tribunal de Casación, que aceptó la interpretación expuesta por el fiscal en jefe, Francesco Iacoviello.

De hecho el fiscal en jefe Iacoviello, afirmó en su discurso que el acusado no había sido acusado de asesinato, por lo tanto todo cae bajo el estatuto de las limitaciones. Coppo y Alleva, los abogados de la defensa aplaudieron las decisiones de la Corte, mientras que los abogados de los demandantes han anunciado que continuarán con el asunto en el nuevo juicio de Eternit que el fiscal Guariniello está preparando y en el que el cargo será de asesinato.

Es evidente que él estaba esperando una decisión de este tipo por parte de la Corte de Casación.

Mientras tanto, el veredicto fue recibido con gritos de “vergüenza” por parte de los familiares de las víctimas. El alcalde de la ciudad de Casale Monferrato, que tiene ahora más de 3.000 víctimas (el número crece día a día) declaró que se sentía sorprendido y llamaría a una reunión del Consejo de la ciudad para estudiar cómo reaccionar ante esta inesperada situación. Los parientes, hijos, cónyuges y nietos de las personas y de los trabajadores que murieron de mesotelioma estaban aturdidos ante este resultado.

El Fiscal de Turín, Raffaelle Guariniello (que había sido el fiscal en los dos casos anteriores) dijo que no cederá. “La Casación no dice que sea inocente. Esto significa que el crimen fue cometido intencionalmente y de manera dolosa. Esto significa que podemos proceder con el otro juicio en el que el cargo es asesinato, este no es un tiempo para estar decepcionado, sino para reanudar lo que estábamos haciendo”.

El abogado que representa a los trabajadores de la Agencia de Compensación INAIL dijo que los costos extras en que el gobierno italiano ha incurrido (280 millones de €) no están por ahora cubiertos.

El veredicto revocó la sentencia de junio 2013, que había condenado al acusado a 18 años de prisión.

Traducción y resumen al inglés: Vicky Franzinetti.
Traducción al español: Guillermo Villamizar

Usa Facebook para comentar en esta página

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *